Roberto Bañuelas

Roberto Bañuelas

El barítono mexicano nació en la ciudad de Camargo, Chihuahua en 1931. Estudió canto, piano, composición, idiomas y actuación en el Conservatorio Nacional de Música. Debutó en concierto con La Creación de Haydn, y en ópera con el Marcelo de La bohème de Puccini en 1958.

Ha sido dirigido por los más importantes directores de nuestro país, entre ellos: Carlos Chávez, Luis Herrera de la Fuente, Fernando Lozano, Sergio Cárdenas, Francisco Savín, Enrique Diemecke, Héctor Quintanar, Enrique Bátiz, Enrique Barrios, José Guadalupe Flores, etc.

Entre los numerosos reconocimientos a su trayectoria artística, ha recibido la “Medalla Daniel” de la Ópera Internacional de México, diploma de la COMAC, dos veces el diploma al mejor cantante otorgado por la Asociación de Cronistas de Música y teatro, diploma y medalla del Instituto Nacional de Bellas Artes por treinta años de carrera operística, diploma y medalla por la Fundación TomásValles, medalla y diploma por su trayectoria internacional, otorgados por el Conservatorio del Estado de México,  en 2007 le fue otorgada la “Medalla Mozart” por obra y trayectoria; en mayo de 2008 , las fundaciones “Sebastián” y “René Avilés Fabila” le otorgaron Medalla y Placa por su actividad como cantante, compositor, pintor y escritor.  El 2 de junio del mismo año,  el INBA le otorgó la Medalla de oro por cincuenta años de trayectoria artística

Como pintor, ha presentado diversas exposiciones de pintura y dibujo en Hamburgo, Berlin y la ciudad de México.

Le han sido publicados tres libros de cuentos, a saber: Ceremonial de cíclopes (CV Editores), Los inquilinos de la Torre de Babel (Universidad Autónoma de Tamaulipas, Memorias del exilio interior (Tintanueva-Editores), la novela El valle de los convidados de piedra (Universidad Autónoma Metropolitana), el libro de poesía Trashumancia del amor cautivo (Tintanueva Editores), la novela Templo iluminado de la soledad (Editoria Doble Sol, Argentina) , El canto y Diccionario del cantante, (Editorial Trillas) y Memorial de poetas entre lobos, editado por la Fundación René Avilés Fabila y el Politécnico Nacional.

Anuncios

La confesión

—Temo hablar en sueños y que los hermanos que me escuchen vayan a tergiversar la simplicidad de mi fe. Ninguno es capaz de comprender que los son prisiones de absurdos geométricos en contra de la existencia de Dios, la cual se reduce a una línea de luz que sirve de eje de la esfera del cosmos.

¿Y crees que podrás demostrar lo que dices ante el Santo Tribunal, hijo mío?

Roberto Bañuelas
No. 111-112, Julio-Diciembre 1989
Tomo XVII – Año XXVI
Pág. 638

Rollos de mares muertos

Se cuenta de un aberrante pergamino hallado en una caverna del sur argentino.

En un principio, los estudiosos pensaron encontrarse ante una inocente y antigua travesura. Poblado de nombres indescifrables, parecía un rudimentario mapamundi, sólo que trastocado. Las tierras antárticas eran el techo del mundo, el Nilo era el único gran río que corría de norte a sur, y África era una gota inmensa suspendida sobre Europa. Fue necesaria una exhaustiva investigación posterior para conocer los efectos inauditos de tan extravagante concepción. No sólo los parámetros elementales del electromagnetismo eran, allá, simétricos de los nuestros. También lo eran los racismos, los dioses, las metáforas, las jerarquías y la historia, que parecía concluir en un éxodo absoluto de colosales metrópolis y abordaje masivo de millares de cohetes que se perdieron para siempre en un destino elegido de nomadismo planetario.

Se cuenta que el pergamino fue destruido en 1905 por cierto Oleg Hamsun, sabio noruego defensor del Orden Natural.

Guillermo Farber
No. 111-112, Julio-Diciembre 1989
Tomo XVII – Año XXVI
Pág. 639