Rollos de mares muertos

Se cuenta de un aberrante pergamino hallado en una caverna del sur argentino.

En un principio, los estudiosos pensaron encontrarse ante una inocente y antigua travesura. Poblado de nombres indescifrables, parecía un rudimentario mapamundi, sólo que trastocado. Las tierras antárticas eran el techo del mundo, el Nilo era el único gran río que corría de norte a sur, y África era una gota inmensa suspendida sobre Europa. Fue necesaria una exhaustiva investigación posterior para conocer los efectos inauditos de tan extravagante concepción. No sólo los parámetros elementales del electromagnetismo eran, allá, simétricos de los nuestros. También lo eran los racismos, los dioses, las metáforas, las jerarquías y la historia, que parecía concluir en un éxodo absoluto de colosales metrópolis y abordaje masivo de millares de cohetes que se perdieron para siempre en un destino elegido de nomadismo planetario.

Se cuenta que el pergamino fue destruido en 1905 por cierto Oleg Hamsun, sabio noruego defensor del Orden Natural.

Guillermo Farber
No. 111-112, Julio-Diciembre 1989
Tomo XVII – Año XXVI
Pág. 639

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s