Manzana


Estaba muy cómodo sentado bajo el manzano, cuando uno de los frutos cayó sobre él. Como tenía hambre, recogió la manzana y tranquilamente se la comió.
El que hizo correr el rumor fue un vecino que estaba mirándolo, cuando comentó en la barbería: “Hoy lo vi al Newton ese inventando la teoría gravitatoria”.
Raúl E. del Rosal
No. 89, Enero-Febrero 1984
Tomo XIV – Año XIV
Pág. 172

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s