La dictadura de la moda

Yo fui un entusiasta convencido de la esclavitud siempre cambiante de la moda, pero me niego a la última que quieren imponerme. Me explico: esta mañana dos caballeros vestidos de blanco y cuya Orden no aparece en  ningún libro de Heráldica, me colocaron un traje demasiado estrecho que, a pesar de mis reclamaciones y gritos de protesta, no me lo quitaron y sí lo ciñeron más a mi cuerpo dolorido, confinándome contra mi voluntad en este horrendo club de gente extraña.

Roberto Bañuelas
No. 40, Enero-Febrero 1970
Tomo VII – Año V
Pág. 170

Anuncios

El capricho

Se eleva muy alto, muy alto; el chico le suelta el hilo, muchos metros de hilo. El papalote se aleja de la tierra y se pierde entre las nubes.

Por unos instantes el mundo se oscurece. El niño grita de contento; se ha realizado su capricho: tapar el sol con su papalote.

Salvador Herrera García
No. 89, Enero-Febrero 1984
Tomo XIV – Año XIV
Pág. 219