Las cuatro estaciones

Cuando en el Paraíso quedaron establecidas las cuatro estaciones, ya después de todo, Eva tuvo en cada una su particular emoción: le gustabala Primaverapor verse colmada de flores; el Verano la hacía ardiente; el Invierno, fría, que le incitaba a buscar el calor de Adán. Pero la que más le complacía era en Otoño la caída de las hojas.

Sergio Ovidio García
No. 85, Enero-Febrero 1981
Tomo XIII – Año XVI
Pág. 489

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s