Apenas un segundo

Desde niño quiso saber cómo era el momento de la muerte. Una vez se animó. Preguntó y le dijeron: “el momento de la muerte es sólo un segundo que te parecerá durar toda la vida”. Pensativo, esperó que anocheciera y puso el cañón del revólver en el centro de su paladar, cerró fuerte los ojos y apretó el gatillo. El estampido se escuchó lejos, muy lejos. Y aunque de esto hace ya mucho tiempo, aún cree que recién comienza a cerrar fuerte los ojos…

Oswaldo Fasolo
No. 100, Septiembre-Diciembre 1986
Tomo XV – Año XXII
Pág. 645

Anuncios

2 Respuestas a “Apenas un segundo

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s