Vindicación de un fiel

Judas cree como pocos en el Dios que representa Cristo. Lo denuncia porque sabe que habrá un milagro, que el Maestro podrá liberarse rápida y fácilmente, que a su vista miles y miles de hombres se convencerán como él mismo, que esa religión (que es ahora la suya) se propagará, vencerá.

Vienen los soldados, prenden a Jesús. Él es débil, no se resiste, su dios le falta. Es extraño que así lo proteja de la condena y del suplicio, de la burla y la cruz. Acaso se trate de una divinidad feroz e inhumana; acaso ni siquiera exista.

Desengañado, desesperado, destruido, Judas, el creyente, se cuelga de un árbol.

Gerardo Mario Goloboff
No. 100, Septiembre-Diciembre 1986
Tomo XV – Año XXII
Pág. 672

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s