Demagogia

Margarito Carbajal murió en el último atardecer del invierno, mientras una lluvia tierna mojaba sus galones de general sin batallas. Quienes lo conocieron en el sigilo de su agonía, vivieron a contarme que pereció de nostalgia esperando que la Reforma Agraria le diera un pedazo de tierra, para sembrar frijol y maíz, afirma la leyenda que falleció congelado en el umbral de la primavera, sentado sobre la misma roca en la cumbre de la montaña, donde aguardó con fe inquebrantable el cumplimiento de la promesa.

Pobre Margarito, lo mató la demagogia.

David Rangel Tapia
No. 100, Septiembre-Diciembre 1986
Tomo XV – Año XXII
Pág. 722

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s