Fin de semana

Nos pasamos la noche bebiendo y discutiendo la existencia de Dios. Antes del alba, cuando el licor y el tema estaban casi agotados, nuestro amigo Fausto se levantó —con el cansancio y la embriaguez a cuestas— y dijo que se iba a dormir.

Momentos después oímos cómo, desde las caballerizas, alguien partía a todo galope contra el viento de la madrugada. Nos acercamos a la ventana y vimos que el jinete era Fausto, cabalgando en dirección a las montañas.

Ha transcurrido más de un año y nada hemos sabido de él; desgraciadamente, el caballo (que no era suyo) tampoco a regresado a traer noticias.

Roberto Bañuelas
No 41, Marzo 1970
Tomo VII – Año V
Pág. 256

Anuncios

Una respuesta a “Fin de semana

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s