L.S.D.

“Ante la disyuntiva que le pusieron sus visitantes de otro planeta (poseer la sabiduría universal o ser el amo del mundo), él se decidió por lo último… Entonces, ellos le entregaron una dosis de L.S.D.”

Netzahualcoyotl Castañeda Roldán
No. 46, Noviembre 1970
Tomo VIII – Año VII
Pág. 66

Ars longa, vita brevis

Durante medio siglo representó en radio, teatro, y cine (posteriormente en televisión), el personaje de la joven seducida. En todos sus años —químicamente floridos— celebró cada uno de los éxitos con fiestas que iban del té crepuscular a la gran cena; del gran ceremonial de la orgía romana a la solemnidad del nudismo griego. Pero nunca celebró ningún cumpleaños.

Roberto Bañuelas
No. 46, Noviembre 1970
Tomo VIII – Año VII
Pág. 65