Ars longa, vita brevis

Durante medio siglo representó en radio, teatro, y cine (posteriormente en televisión), el personaje de la joven seducida. En todos sus años —químicamente floridos— celebró cada uno de los éxitos con fiestas que iban del té crepuscular a la gran cena; del gran ceremonial de la orgía romana a la solemnidad del nudismo griego. Pero nunca celebró ningún cumpleaños.

Roberto Bañuelas
No. 46, Noviembre 1970
Tomo VIII – Año VII
Pág. 65

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s