90


Ilustración Raúl Villagómez

No. 90, 1984
Tomo XV – Año XIX

Anuncios

El producto

—¿Por qué esta triste ese niño?

—Porque no conoció a su Madre.

—¿Murió?

—No, la desechamos. Una probeta sólo sirve una vez.

Alejandro Rodríguez Hanzik
No. 42, Mayo 1970
Tomo VII – Año VI
Pág. 455

Libros

El hombre sintió que una noche más, empezaba a caer sobre la tierra. El colorido de la tarde se iba cubriendo de sombras como también su alma se encontraba en medio de ellas.

Su lucha contra la monotonía ejercida por medio de las lecturas por espacio de años y años, lo ha convertido en una persona muy civilizada, de ideas muy amplias, en una palabra: es una gente in.

Los periodos de su mente han sido evolutivos: religiosidad acendrada, anticlericalismo, libertad sicológica, ateismo, doctrinas orientales, civilizaciones perdidas.

Y luego en un afán desesperado por abarcarlo todo: Darwin, Sócrates, Freud, Lenin, Teillhard de Chardin, Paracelso, Nietzsche y así indefinidamente.

La angustia de la soledad seguía espoleando su interior, Con paso cansino se dirigió hacia su casa. Abrió la puerta de la calle y penetró en el interior. Otras veces el perrillo salía meneando la cola y lamiéndole los zapatos pero hace tres días que lo mató un carro.

Llegó a su cuarto y se desvistió maquinalmente, se acostó: tomó “El retorno de los Brujos” y volvió a dejarlo sobre la mesita de noche; abrió el último volumen de “Planeta” y lo volvió a cerrar.

Apagó la luz y se arrebujó entre las cobijas, la sensación de desasosiego era cada vez más pertinaz.

—Ni siquiera le había pasado por la mente: sintió la oscuridad de su cuarto y las tinieblas de su yo interno.

—Colocó una mano sobre su frente e inició el ritual que le habían inculcado mucho tiempo atrás:

—Por la señal de la santa cruz…

Flor María Novoa Zazueta
No. 42, Mayo 1970
Tomo VII – Año VI
Pág. 447