En la madrugada

Mi amiga y yo, tomadas de la mano, caminamos por el bosque de Chapultepec. Algunos cisnes salen a la orilla del lago y agitan sus alas; los animales del zoológico rugen, braman, los transeúntes se esconden detrás de los troncos de los árboles, ponen atento el oído y estiran la mirada…

De pronto, nos encontramos en una iglesia. Ella hace preguntas a las personas y apunta sus respuestas en una libreta. Después salimos apresuradamente y tratamos de abordar un taxi. Le hacemos la parada, no pone atención, sigue de frente, lo mismo hace otro y otro, ¡por fin…!

Llegamos al café. Esta repleto de gente bohemia y a media luz. De una mesa surge una persona  que nos conduce al grupo que pertenecemos; en él hay gran animación por la fiesta que organiza el Centro de Escritores, con motivo de las becas anuales que otorga; y se habla de concurrir al evento. ¡Qué alegría! Yo pienso que iré con mi amiga, ella siempre pasa por mí y la acompaño a hacer parte de su trabajo, y hasta proyectamos irnos a un país lejano, pero que nuestras casas no nos comprenden.

Entre tanto ella habla al oído de D. H., ríen, después se pasan el secreto unos a otros y mes señalan con el dedo; ella grita: “Tu no irás, no te voy a llevar”. Todos se levantan, giran en mi derredor dando saltos a la vez que dicen en coro: —Tu amiga no te llevará, no te llevará, ja, ja, ja…!

Me siento angustiada, no comprendo, huyo, corro entre la lluvia y jadeante penetro al elevador de la Opic…

Me sorprende su llegada… observo que está disfrazada… no, es que se ha quitado la máscara, ahora la coloca en un rincón… la puerta de del elevador se cierra… de pronto sus manos como garfios, aprietan mi cuello, se incrustan en mis venas… pero no siento dolor físico… Ella sigue monstruosa, atacándome…!

Blanca de León
No 45, Septiembre-Octubre 1970
Tomo VII – Año VII
Pág. 759

Agencia France Presse

Agence France Presse

 

La Agence France-Presse (AFP) es la agencia de noticias más antigua en el mundo y una de las mayores junto con Reuters y Associated Press.

AFP tiene sede en París, con centros regionales en Washington DC, Hong Kong, Nicosia, y Montevideo y oficinas en 110 países. Transmite noticias en francés, inglés, español, árabe, alemán, portugués y ruso.

La agencia se fundó en 1835 por un traductor y publicista parisino, Charles-Louis Havas, como Agence Havas. Dos de sus empleados, Paul Reuter y Bernhard Wolff luego instalaron agencias de noticias rivales en Londres y Berlín respectivamente.

A fin de reducir gastos y desarrollar un área en el negocio, los hijos de Havas, quiénes los sucedieron en 1852, firmaron acuerdos con Reuter y Wolff, otorgando a cada agencia de noticias una zona de reportaje exclusiva en distintas partes de Europa. Este acuerdo duró hasta los años 1930, cuando la invención de la comunicación inalámbrica a onda mejoró y redujo los costos. Para mejorar el alcance de Havas en sus reportajes en un momento de gran tensión nacional, el gobierno francés financió hasta 47% de sus inversiones. Cuando Alemania invadió Francia en 1940, la agencia fue tomada por las autoridades y renombrada a Agence Française d’Information (AFI, Agencia Francesa de Información), aunque la compañía de publicidad mantenía el nombre de Havas.

El 20 de agosto de 1944, mientras los Aliados se trasladaban a Paris, un grupo de periodistas en la Resistencia Francesa tomó las oficinas de la AFI y publicaron el primer informe de la ciudad liberada bajo el nombre de Agence France-Presse.

Establecida como una empresa estatal,la AFPse encargó en los años post-guerra en desarrollar su propia red internacional de corresponsales. Uno de ellos fue el primer periodista en reportar la muerte de Iósif Stalin, el 6 de marzo de 1953.

El 10 de enero de 1957, el Parlamento de Francia estableció la independencia de la agencia. Desde entonces, la proporción de los ingresos de la agencia por suscripciones de departamentos del gobierno ha disminuido.

En 1982, la agencia comenzó a descentralizar sus decisiones y construyó en Hong Kong uno de sus cuatro centros regionales autónomas. Cada región tiene su propio presupuesto, director administrativo y jefe de redacción. En septiembre de 2007, la Fundación AFP fue lanzada a fin de promover mayores estándares de periodismo a nivel mundial.[1][]

 

Monstruo 1970


SANTANDER, España, marzo 20.—Un monstruo mitad reptil, mitad búfalo aterroriza la región en Valdicio, pueblecito a 50 kilómetros de Santander, lanzando silbidos y gemidos durante la noche, se comenta en la provincia.

Un vaquero de la región quien asegura vio al monstruo, dice que es un reptil gigante que durante la noche se lanza desde el acantilado a un lago próximo, yendo después del baño a una gruta situada en la llamada Peña de las Espinas.

La gruta que habita el monstruo tiene su historia: Después de la guerra civil un combatiente republicano se refugió en la montaña con varios compañeros.

Este guerrillero, conocido por “El Cariñoso”, fue muerto por la policía en las calles de Santander. La epopeya del “Cariñoso” mezclada a diversas hazañas fue mejor tradición de los bandidos andaluces del siglo XIX, entró en el folklore popular y la gruta que ahora abriga al monstruo es la misma en la que “El Cariñoso” se refugiaba en la montaña.

Aunque la gente seria piensa que toda la historia del monstruo se una leyenda, la gente de Valdicio y de San Roque vive aterrorizada.

Cable de France Presse
No 45, Septiembre-Octubre 1970
Tomo VII – Año VII
Pág. 757

Cochinillos


Es curioso… pero hoy me han parecido las cochinillas que surcaban la tierra del jardín ¡Tanques de guerra!… Sí. Tanques de guerra.

Tal vez el hombre se inspiró en ellas, así como los aviones nacieron de su observación por los pájaros; de su ansia de volar… Así su ansia de matar.

Las cochinillas son negras, metálicas, majestuosas… y se arrastran lentamente, derribando a su paso las hojitas secas y las piedrecitas del camino… se meten por las hendiduras de la tierra… salen y siguen su camino, lentamente, implacablemente buscando su alimento… huyen del calor del sol y de la luz… buscan la sombra y la humedad.

Así los tanques se arrastran por la tierra buscando su alimento: diminutos seres vivientes que se llaman Hombres… También ellos huyen del sol y de la luz… buscando la sangre húmeda y la sombra de la muerte.

Julia Crespo
No 45, Septiembre-Octubre 1970
Tomo VII – Año VII
Pág. 753

Vathek


Vathek, noveno Califa de la estirpe de los Abásidas, hijo de Motassem y nietoo de Haroún Al-Richid, subió al trono en la flor de la edad. Las considerables cualidades que ya entonces poseía hacían esperar a sus súbditos un reinado largo y feliz. Su aspecto era agradable y majestuoso; más cuando montaba en cólera uno de sus ojos se volvía tan terrible que no podían soportarse sus miradas: el desdichado sobre quien lo fijaba caía de espaldas y a veces expiraba al momento. Así que, temeroso de despoblar sus estados y convertir en desierto su palacio, el príncipe se encolerizaba sólo muy de tarde en tarde.

Era muy dado a las mujeres y a los placeres de la mesa. De generosidad sin límites y libertinaje sin moderación. No creía, como Omar Ben Abdalaziz, que fuera preciso hacerse un infierno de este mundo para ganar en el otro un paraíso.

William Beckford of Fonthill
No 45, Septiembre-Octubre 1970
Tomo VII – Año VII
Pág. 751