Cochinillos


Es curioso… pero hoy me han parecido las cochinillas que surcaban la tierra del jardín ¡Tanques de guerra!… Sí. Tanques de guerra.

Tal vez el hombre se inspiró en ellas, así como los aviones nacieron de su observación por los pájaros; de su ansia de volar… Así su ansia de matar.

Las cochinillas son negras, metálicas, majestuosas… y se arrastran lentamente, derribando a su paso las hojitas secas y las piedrecitas del camino… se meten por las hendiduras de la tierra… salen y siguen su camino, lentamente, implacablemente buscando su alimento… huyen del calor del sol y de la luz… buscan la sombra y la humedad.

Así los tanques se arrastran por la tierra buscando su alimento: diminutos seres vivientes que se llaman Hombres… También ellos huyen del sol y de la luz… buscando la sangre húmeda y la sombra de la muerte.

Julia Crespo
No 45, Septiembre-Octubre 1970
Tomo VII – Año VII
Pág. 753

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s