Quince años

Cuando ella supo que era necesario no tener hijos, corrió a la Clínica de Salud conde le insertarían u n Dispositivo Doble “S”, y así ayudaría al sueldo tan bajo de su marido y al control de la natalidad. Cada año que pasaba, tus posibles padres festejaban en casa tus dudantes aniversarios y los del Dispositivo. Tus familiares llevaban dulces y pasteles que tus desconocidos primos se comían. Poco después ella se sintió mal. Llevaba quince años con el aparato. Llegó el médico y la enfermera para extraerle el fino filamento y, al sacarlo poco a poco, fuiste saliendo toda completa con tu vestido de quinceañera y tu ramo de flores.

Óscar Francisco Muñoz González
No. 91, No. de 20 Aniversario – 1984
Tomo XIV – Año XX
Pág. 399

Anuncios

Diseño


El diseñador ha terminado el traje, remata entonces la manga, acentúa el pliegue, un bolsillo comparte su espacio con un encaje, el cuello se disimula tras una banda. El diseñador se frota los ojos bruscamente, luego retoma el lápiz y se dispone a intensificar las líneas. Algo de papel cruje en el acto, el vestido se sacude violentamente, las mangas amenazan la dimensión, parte de la falda parece motivo del aire. Comienzan a surgir entonces la cabeza, las piernas, un brazo queda atascado y se ayuda del gemelo, el diseñador contrae su mano mientras el vestido intenta el último impulso y salta a la velocidad posible de acertar en el último círculo que lo mira.

El diseñador se frota bruscamente los ojos.

Elvira García
No. 91, No. de 20 Aniversario – 1984
Tomo XIV – Año XX
Pág. 396

La inmiscusión terrupta

Como no le melga nada que la contradigan, la señora Fifa se acerca ala Totay ahí nomás le flamenca la cara de un rotundo mofo. Perola Totano es inane y de vuelta le arremulga tal acario en pleno tripolio que se lo ladea hasta el copo.

—¡Asquerosa! brama la señora Fifa, tratando de sonsonarse el ayelmado tripolio que ademenos es de satén rosa. Revoleando una mazorca más bien prolapsa, contracarga a la crimea y consigue marivolarle un suño ala Tota que se desporrona en diagonía y por un momento horadra el raire con sus abroncojantes bocinomías. Por segunda vez se le arrumba un mofo sin merma a flamencarle las mecochas, pero nadie le ha desmunido el encuadre ala Totasin tener que alanchufarse su contragofia, y así pasa que la señora Fifa contrae una plica de miercolamas a media resma y cuatro peticuras de esas que no te dan tiempo al vocifugio, y en eso están arremulgándose de ida y de vuelta cuando se ve precivenir al doctor Feta que se inmoluye inclótumo entre las gladiofantas.

—¡Payahás, payahás!— crona el elegantiorum, sujetirando de las desmecrenzas empebufantes. No ha terminado de halar cuando ya le están manocrujiendo el fano, las colotas, el rito enjuto y las nalcunias, mofo que arriba y suño al medio y dos miercolanas que para qué.

—¿Te das cuenta?— sinterruge la señora Fifa.

—¡El muy cornaputo!— vociflamala Tota.

Y ahí nomás se recompalmean y fraternulian como si no se hubieran estado polichantando más de cuatro cafetos en plena tetamancia; son así las tofifas y las fitotas, mejor es no terruptarlas porque te desmunen el persiglotio y se quedan tan plopas.

Julio Cortázar
No. 91, No. de 20 Aniversario – 1984
Tomo XIV – Año XX
Pág. 394

Philip Roth

Philiph Roth

Philip Milton Roth (Newark, Nueva Jersey, 19 de marzo de 1933) es un escritor estadounidense de origen judío, conocido sobre todo por sus novelas, aunque también ha escrito cuentos y ensayos. Entre sus obras más conocidas se encuentran: la colección de cuentos de 1959 Goodbye, Columbus, la novela El mal de Portnoy (1969), y su “trilogía americana”, publicada en los años 1990, compuesta por las novelas Pastoral americana (1997), ganadora del Pulitzer, Me casé con un comunista (1998), y La mancha humana (2000).

Muchas de sus obras reflejan los problemas de asimilación e identidad de los judíos de Estados Unidos, lo cual lo vincula con otros autores estadounidenses como Saul Bellow, Premio Nobel en 1976, o Bernard Malamud, que también tratan en sus obras la experiencias de los judíos estadounidenses.

Gran parte de la obra de Roth explora la naturaleza del deseo sexual y la autocomprensión. La marca registrada de su ficción es el monólogo íntimo, dicho con un humor amotinado y la energía histérica a veces asociada con el héroe y el narrador de El mal de Portnoy (1969), la novela que le trajo la fama.

Roth creció en el barrio Weequahic de Newark, como el segundo hijo de una familia judío-estadounidense recién emigrada de la región europea de Galitzia. Después de graduarse de la educación media-superior a la edad de 16, Roth fue a la Universidadde Bucknell donde obtuvo el reconocimiento de grado B.A. en Inglés. Comenzó el doctorado -nunca terminado- en Filosofía. Luego procedió a hacer un posgrado enla Universidadde Chicago, obteniendo una maestría en literatura inglesa para luego trabajar brevemente como instructor en el programa de escritura de la universidad. Roth comenzó entonces a enseñar escritura creativa en la Universidad de Iowa y en Princeton. Posteriormente continuó ejerciendo como maestro en la Universidad de Pennsylvania donde enseñó literatura comparada hasta que se retiró definitivamente de la docencia en 1992.

Fue durante en su estancia en Chicago que Roth conoció al novelista Saul Bellow y a Margaret Martinson, quien se convertiría en su primera esposa. Aunque se separaron en 1963, y ella falleció en un accidente automovilístico en 1968, su matrimonio disfuncional dejó una marca indeleble en su escritura. Más específicamente, Martinson es la inspiración para el personaje femenino en varias de las novelas de Roth, incluyendo a Maureen Tarnopol en Mi vida como hombre, y, muy probablemente, Mary Jane Reed (o La Changa) en El mal de Portnoy.

Entre el fin de sus estudios y la publicación de su primera novela en 1959, Roth estuvo dos años en el Ejército de los Estados Unidos y luego escribió cuentos y críticas para varias revistas, incluyendo reseñas cinematográficas para The New Republic. Su primer libro, Goodbye, Columbus, que contiene 5 cuentos cortos y una novela breve, ganó el prestigioso National Book Award en 1960. Después publicó dos largas pero poco leídas novelas: Letting Go y Cuando ella era buena. No fue sino hasta la publicación de su tercera novela, El mal de Portnoy, en 1969, que Roth encontró el éxito, tanto comercial como críticamente.

Durante la década de 1970, Roth experimentó con varios estilos, desde la sátira política en Nuestra pandilla hasta la fantasía kafkiana El pecho. Para el final de la década, Roth se había creado un alter ego llamado Nathan Zuckerman, quien sería el protagonista de varias novelas autoreferenciales aparecidas entre 1979 y 1986.

Uno de los periodos más fructíferos en la carrera literaria de Roth comenzó con Operación Shylock (1993) y siguió con El teatro de Sabbath (1995), donde Roth presentó a su protagonista más decadente en la forma de un viejo titiritero. Este personaje está en completo contraste con su novela Pastoral americana que se enfoca en la vida de un atleta y de la tragedia que le abruma cuando su hija se convierte en terrorista. En Me casé con un comunista (1998) la trama se centra en la era de McCarthy; en La mancha humana Roth examina la situación política Estadounidense de la década de 1990. El animal moribundo (2001) es una novela corta que explora acercamientos con la dicotomía de eros y thanatos.

Philip Roth es probablemente el autor más premiado de su generación. Dos de sus novelas han ganado el National Book Award; otras dos fueron finalistas; exactamente la misma situación se da con el premio del National Book Critics Circle. También ha ganado dos premios del PEN Club y un Pulitzer por su novela Pastoral americana en 1997. En 2001 La mancha humana fue galardonada como libro del año al obtener el premio británico WH Smith Literary Award. El crítico Harold Bloom lo ha nombrado como uno de los cuatro escritores norteamericanos vivos más importantes que todavía producen, junto con Thomas Pynchon, Don DeLillo, y Cormac McCarthy. Su novela publicada en 2004 La conjura contra América ganó el premio Sidewise para historia alternativa, así como el premio dela Sociedad Estadonidense de Historiadores. También por esa novela, Roth volvió a recibir el WH Smith Literary Award. Fue honrado por su ciudad natal en octubre de 2005 cuando fueron develadas placas en su honor en la casa donde pasó buena parte de su infancia. En mayo de 2006 le fue otorgado el premio Nabokov del PEN Club.

Tan influyente y prolífica ha sido su carrera literaria en los Estados Unidos que existe una publicación periódica llamada Philip Roth Studies (“Estudios sobre Philip Roth”) auspiciada porla Philip Roth Society (que no está afiliada de modo alguno con Roth o sus editores).

Algunos sucesos en la vida personal de Roth han sido escrutinizados por la prensa estadounidense. Por ejemplo, de acuerdo con su novela pseudo-confesional Operación Shylock (1993), Roth sufrió un colapso nervioso a finales de la década de 1980. En 1990 se casó con la actriz inglesa Claire Bloom; se separaron en 1994 y en 1996 ella publicó unas memorias de ese matrimonio, poco halagadoras para Roth, tituladas Leaving a Doll’s House.

Elegía se publicó en mayo de 2006 y es una meditación acerca de la enfermedad, el deseo y la muerte.

El número del 21 de mayo de 2006 del The New York Times Book Review, anunció los resultados de una carta enviada por esa publicación pidiendo a “un par de cientos de escritores, críticos, editores y otros estudiosos de la literatura, que por favor identificaran a ‘la mejor obra de ficción estadounidense publicada en los últimos 25 años.'” De los 22 libros citados, 6 novelas de Roth fueron seleccionadas: Pastoral americana, La contravida, Operación Shylock, El teatro de Sabbath, La mancha humana, y La conjura contra América. El ensayo que acompañaba a los resultados de la carta, escrito por el crítico A. O. Scott, decía: “Si hubiéramos buscado al mejor escritor de los últimos 25 años, él (Roth) hubiera ganado.”

Roth ha publicado dos libros autobiográficos: Los hechos. Autobiografía de un novelista (1988), donde narra sus recuerdos desde la infancia hasta que se convierte en un reputado (y controvertido) novelista y Patrimonio. Una historia verdadera (1991), en el que cuenta la muerte de su padre a causa de un tumor cerebral. Este libro ganó el National Book Critics Circle Award.

En España las novelas de Roth han sido publicadas por Alfaguara, Mondadori y Seix Barral; la mayoría están traducidas por Jordi Fibla[1].

Buenas noticias


Milty, el soldado americano, telefonea desde el Japón. Mamá —dice—, soy Milton, ¡tengo buenas noticias! He conocido a una chica japonesa maravillosa y nos hemos casado hoy. Quiero llevarla a casa en cuanto me licencie, mamá, para que os conozcáis. Bueno —dice la madre—, tráela, desde luego. Oh, magnífico, mamá —dice Milty—, magnífico… sólo que me estaba preguntando…, en tu pequeño departamento ¿dónde dormiremos Ming Toy y yo? ¿Dónde? —dice la madre—. Pues en la cama ¿en qué otro sitio vas a dormir con tu esposa? Pero, entonces, ¿dónde dormirás tú si nosotros dormimos en la cama? ¿Estás segur de que hay sitio, mamá? Milty querido, por favor —dice la madre—, todo está bien, no te preocupes, habrá todo el sitio que quieras: en cuanto cuelgue el teléfono voy a suicidarme.

Philip Roth
No. 91, No. de 20 Aniversario – 1984
Tomo XIV – Año XX
Pág. 391