El buen pastor

¡Vamos, vamos! Gritaba Luzbel animoso, tratando de levantar la moral de los habitantes del infierno, ¡diviértanse y dejen ya las quejas! ¿o es que se la pasarán en eterno sufrimiento sólo por darle a Ése soberbio?

Francisco Silva García y Lidurbelia Godínez
No. 91, No. de 20 Aniversario – 1984
Tomo XIV – Año XX
Pág. 400

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s