Cuestión de límites


Resulta que dos campesinos se presentan ante el Rey Salomón.
Se peleaban por una cuestión de límites. Sus tierras eran vecinas, sus campos eran linderos. En definitiva cada uno quería la parte más grande del campo. El Rey de Reyes meditó un instante. De pronto Salomón señala a uno de los campesinos:

—Tú divides —ordena.

El campesino saltó de alegría y se restregó las manos.

De pronto Salomón señala al otro campesina y ordena:

—Tú eliges.

Transcrito por Isidoro Blaisten
No. 92, 1984
Tomo XIV – Año XX
Pág. 506

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s