(sin título)

Todas las costuras gemían cada vez que se vestía.

Ma. Alicia Álvarez de Mena Brito
No 70, Julio-Diciembre 1975
Tomo XI – Año XI
Pág. 381

Anuncios

El vagón del tren


Un hombre encontró la puerta del vagón cerrada. La abrió, pasó y la cerró tras sí.
Otro hombre encontró la puerta de vagón abierta. Pasó y la cerró tras sí.
Un tercer hombre encontró la puerta del vagón cerrada. La abrió, pasó y la dejó abierta tras sí.
No sabían esos tres hombres que ése era el examen que les estaba tomando Dios para el día del juicio final.
El primero se sacó una mala nota por no haber cambiado nada a su paso, y Dios le dio como castigo morirse mientras estuviera distraído.
La nota del segundo fue mejor, y Dios le dio como recompensa consagrar toda su devota vida al cuidado de su madre paralítica.
La suerte que Dios reservó para el tercero fue la de violar a cuanta mujer se le pusiera a tiro. A ellas al principio no les gustaba y pedían socorro, pero cuando él empezaba se quedaban calladas y no protestaban más.

Rubén Massera (en Crisis)
No 70, Julio-Diciembre 1975
Tomo XI – Año XI
Pág. 380

El origen de la vida determinó el tira y afloja contra la muerte

 

Zumba el espermatozoo perseguido por la policía: existen tantas sospechas. La contienda es desigual. La competencia establece un ritmo endiablado desde el primer instante. No me importa olvidar los principios fundamentales. Lo único que vale en estas circunstancias es sobrevivir para que el sol no se hunda en nombre del placer o de la muerte. El emigrante por momentos camina al filo de la navaja: su especialidad. Sin embargo, la carcajada que se escucha en esos laberintos y socavones nada tiene que ver con el llanto de abatimiento de los otros postulantes. Por eso muestran su desconsuelo en la puerta del útero, como esas gigantescas catedrales góticas que llagado el crepúsculo hacen chirrear sus goznes y le dan con la puerta en las narices a los mendigos.

 
Alfonso Alcalde
No 70, Julio-Diciembre 1975
Tomo XI – Año XI
Pág. 377

Carlos Bastidas Padilla


Carlos Bastidas Padilla

Nació en Ricaurte el 20 de abril de 1947, se tituló como abogado en la universidad de Nariño, docente en literatura. Obras: Perfiles de Bomboná (1975), con el cual obtuvo el premio Nacional de Historia en concurso realizado por la Casa de Cultura de Nariño en conmemoración del sesquicentenario de la batalla de Bomboná. Las raíces de la ira, publicado en 1975, libro de cuentos con el cual fue galardonado con el premio Casa de las Américas de Cuba. La canción del haragán, novela juvenil; Érase una vez el libro. La historia del libro contada a los niños como un cuento; Permítame que la muerda, señorita, cuentos humorísticos: El intrépido Simón (1983), relato para niños en la cual recrea la historia independentista protagonizada por Simón Bolívar, esta obra fu escogida por el ministerio de educación de Venezuela como texto de lectura para niños y jóvenes de ese país. La casa de Tántalo, ensayo sobre mitología griega y Como puntuar en Castellano (ensayo); En 1979 Carlos Bastidas, publica la novela Hasta que el odio nos separe. (LITNAR)