El origen de la vida determinó el tira y afloja contra la muerte

 

Zumba el espermatozoo perseguido por la policía: existen tantas sospechas. La contienda es desigual. La competencia establece un ritmo endiablado desde el primer instante. No me importa olvidar los principios fundamentales. Lo único que vale en estas circunstancias es sobrevivir para que el sol no se hunda en nombre del placer o de la muerte. El emigrante por momentos camina al filo de la navaja: su especialidad. Sin embargo, la carcajada que se escucha en esos laberintos y socavones nada tiene que ver con el llanto de abatimiento de los otros postulantes. Por eso muestran su desconsuelo en la puerta del útero, como esas gigantescas catedrales góticas que llagado el crepúsculo hacen chirrear sus goznes y le dan con la puerta en las narices a los mendigos.

 
Alfonso Alcalde
No 70, Julio-Diciembre 1975
Tomo XI – Año XI
Pág. 377

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s