Arrecife

Yo no soy mi nombre ni mi casa, ni la cara del espejo; ni tampoco el secreto linotipo que formula en mi cerebro las palabras; ni mucho menos la voz de mi garganta; ni siquiera el gesto prestado que mis manos y mis pies repiten por su cuenta; ni las cosas que acarreo por los años en la fotografía de la memoria.

Tal vez sea sólo una línea, un límite, un muro, una playa o un arrecife donde el viento arroja las preguntas.

Mireya Cueto
No 79, Septiembre 1977-Marzo 1978
Tomo XII – Año XIII
Pág. 671

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s