Enemigos


Al Devorador le parece que el creador está encadenado pero no es así: sólo toma porciones de la existencia y la imagina como el todo.
Pero el Prolífico dejaría de ser si el Devorador, como un mar, no recibiera el exceso de sus deleites.
Estas dos clases de hombres siempre están sobre la tierra y deben ser enemigos: quien trate de reconciliarlos busca destruir la existencia.

William Blake
No 78, Julio-Agosto 1977
Tomo XII – Año XIII
Pág. 516

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s