Satán


Maestro de los escándalos, Dispensador de los beneficios del crimen, Intendente de los suntuosos pecados y de los grandes vicios, legado sobreadmirable de las falsas zozobras, Soberano de los desprecios, Contador de las humillaciones, Propietario de odios viejos, Esperanza de las virilidades, Angustia de las matrices vacías, Tutor de las estridentes neurosis, Torre de Pomo de las histerias, Vaso ensangrentado de las violaciones.

J. K. Huysmans, en “Allá lejos”
No 78, Julio-Agosto 1977
Tomo XII – Año XIII
Pág. 550

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s