Un alfarero


El alfarero modelaba el barro.

—¿Qué haces? —le preguntó Dios.

—Un hombre.

—¿Llevas mucho tiempo trabajando?

—¡Mucho!

—¿Mucho?

—Años —repuso el alfarero.

—Te faltará tiempo.

—Tal vez, y Tú. ¿Qué haces?

—¿Yo?…

Dios no contestó; se puso a trabajar con el alfarero.

Moisés Plata Becerril
No. 73, Julio-Septiembre 1976
Tomo XI – Año XII
Pág. 745

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s