En un manantial


Un loco bebía agua de roca en un manantial.

—¿Qué haces? —le preguntó un individuo.

—Aprisiono el agua entre mis dedos —dijo el loco.

—Sólo a un loco como tú se le ocurriría eso —contestó el hombre con burla.

—¿Y tu que haces? —interrogó a su vez el loco.

—Voy a ver qué cogen mis dedos —repuso crispando las manos como garras.

Y se retiró apresuradamente.

Al pasar por el mismo lugar, interrogó de nuevo al loco.

—¿Sigues aprisionando el agua entre tus manos?

—¡Sí! —afirmó el loco sin mirarlo.

—¿Lo has logrado? —interpeló el hombre.

—¡No!, pero mis manos están limpias…

Moisés Plata Becerril
No. 73, Julio-Septiembre 1976
Tomo XI – Año XII
Pág. 759

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s