Historia de Joni


Dice R. Yohanán, durante toda su vida, este justo estuvo preocupado por el texto: cuando el Señor hizo regresar a Sión (a los cautivos), estábamos como aquél que sueña . Y se preguntaba: ¿acaso setenta años pasan como un sueño?.

Un día que Rabi Yohanán iba por un camino encontró a un viejo que estaba plantando un algarrobo, y le dijo: este árbol produce frutos al cabo de setenta años, ¿crees que vivirán lo suficiente para poderlos comer? El hombre le contestó: cuando era niño había en el mundo millares de algarrobos que mis antepasados plantaron para mí, del mismo modo los planto para mis descendientes. Acto seguido, Joni se sentó al pie de un árbol y se quedó dormido; a su alrededor se formó una cueva de manera que la gente no podía verle, y así durmió setenta años. Al despertar, vio que un hombre recogía los frutos del algarrobo aquel y los comía, y le preguntó: ¿sabes quién planto ese árbol? —Mi abuelo, —contestó. Y entonces Joni exclamó: pues sí, setenta años trascurren como un sueño.

El Talmud en (Taanit 23.a)
No. 73, Julio-Septiembre 1976
Tomo XI – Año XII
Pág. 765

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s