La misiva y la rotonda

“IMPRESIONANTE, en sumo grado, resultó el desfile en honor del Traidor. Todos los países que sostienen amistosas relaciones y vínculos de solidaridad con el nuestro, enviaron sus respectivos embajadores y cónsules, mismos que depositaron gravemente sus ofrendas florales e hicieron guardia en el hemiciclo al Canalla”…

Tal es el recorte, que te envío, de una de las crónicas periodísticas de este país en el que elevan estatuas a los déspotas, conmemoran los natalicios de los tiranos y erigen rotondas a todos los hombres vascas de la humanidad.

Sus calendarios giran festejando la quema de la biblioteca de Alejandría, la traición de Judas o la matanza de Cempoala. Sus vacaciones se inician con el aniversario de la inauguración de los primeros hornos cremáticos y los bombardeos sobre Hiroshima y Nagazaki. Sus días de júbilo nacional conmemoran el inicio de la Inquisición, Gestapo, C. I. A. o F. B. I. Es famoso su carnaval con ocasión de la conmemoración del primer bombardeo sobre Viet-Nam…

Aunque también tienen sus días de duelo nacional: Luto por la abolición de la esclavitud; banderas a media asta con paños negros, al llegar un año más de la proclama de los Derechos Humanos; campañas a duelo lamentando el atentado contra Don Corleone o la desintegración de la Mano Negra.

Algo que te dirá más que todas mis diapositivas y films será lo siguiente: sus instituciones religiosas y docentes ostentan nombres tan sugerentes como: “Central Universitaria Cayo Julio Calígula — Instituto de Investigaciones Científico-Pacíficas Harry S. Truman — Centro de Relaciones Interhumanas Adolfo Hitler — Catedral del Iscariote — Arquidiócesis de Nerón — Templo 666”…

Hace unas horas me hallaba sacando unas fotografías al grupo esculpido en bronce en honor del Verdugo Desconocido.

Antes de marcharme atenderé la recomendación del departamento de turismo, misma de los cicerones y habitantes todos, de visitar la Rotonda.

Me dicen que la atmósfera que rodea a aquellos inquisidores, traidores, filicidas, déspotas y canallas que en ella figuran, es de lo más emotivo e inolvidable de este mundo…

Los souvenirs son una sorpresa más.

Martes en el aeropuerto.
Saludos.

Florentino Chávez
No. 73, Julio-Septiembre 1976
Tomo XI – Año XII
Pág. 779

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s