El vuelo del pájaro

Cuando el pájaro voló hubo una exclamación casi unánime. Se dijo que en su vuelo refrendaba las ansias del universo; que llevaba en sus alas los deseos de la vida y, que su ruta era la de la eternidad. También se especuló en el vuelo del pájaro, la búsqueda de la libertad y el logro al fin de la felicidad. Pero el ave —que ya planeaba a gran altura— desconocía por completo las absurdas hipótesis de los hombres, que ignoraban que el vuelo se produce por un rítmico movimiento de las alas, asociado a una simple teoría física enunciada hace ya casi tres siglos.

Armando Murad
No. 76, Marzo-Abril 1977
Tomo XII – Año XII
Pág. 257

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s