Los recuerdos

Al bajar las escaleras, los recuerdos se quedaron allí angustiados, mudos, incrédulos. Dispuestos a sobrevivir, esperaron a la siguiente víctima. En el silencio de las cinco de la madrugada una ambulancia aúlla. Dentro va un hombre quejándose de las erupciones, gritos y fieras mordidas que siente dentro de la cabeza.

Antonia Mora
No. 76, Marzo-Abril 1977
Tomo XII – Año XII
Pág. 314

Anuncios

2 Respuestas a “Los recuerdos

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s