Génesis

Llevó Dios todos sus proyectos a la práctica. Separó tinieblas, abismos, precipicios, reglamentó mares, encausó ríos, puso simientes y en abierta expansión, dejó volar las aves.

En el sexto día todo era bueno y salió a caminar. Llegado el mediodía el sudor perlaba su frente; hizo Dios un alto en el camino para mirar el intenso azulear del día y se limpió el sudor con el dorso de la mano; dos gotas cayeron y formaron lodo con el polvo. De una nació un hombre bello y absolutamente blanco.

Más se sentía un vacío y viendo Dios que no se llenaba, preguntó:

—¿Y la mujer?

Le contestó el hombre:

—Llegará tarde, señor; se fue de compras porque no tenía nada que ponerse.

Alma Molina Peñuñuri
No. 87, 1981
Tomo XIII – Año XVII
Pág. 713

Anuncios

3 Respuestas a “Génesis

  1. Genial, segùn el texto biblico original se relee que la primera pareja humana era de raza negra. El pecado original consistiò en que la mujer blanca sedujo a la negra para vestir de marca. La serpiente entonces adopta una identidad: la malignidad de una raza superior, de una civilizaciòn avanzada, educada para destruir todo vestigio de humanidad que amenace su supervivencia.

  2. me agrada sasber algo de ella. es mi prima. la felicito. tego mas de 40 años de no saber nada de ella. soy lucia peñuñuri molina.

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s