Mulata


He conocido una mulata que esta satisfecha de serlo. Esto no es debido a que considere que la calidad y turgencia del pecho (que le ha dado su estirpe negra) combinada con la suavidad del perfil de la boca y las narices (que le ha permitido conservar su sangre blanca) produzcan una mezcla incomparable, sino más sencillamente a que —por razón espiritual— le agrada no poder ser estrictamente definida y no poder ser, pues, clasificada en ningún género conocido de lo humano.

Luis Martín Santos
No. 87, 1981
Tomo XIII – Año XVII
Pág. 725

Una respuesta a “Mulata

  1. Alguna mujer en especial inventò el suspiro de sus admiradores, un ligero ahogo no permite pues que se nos salga de buena gana algo de un piropo recordado

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s