Quiero dormir


Sonó el despertador. Me desperté. Me desperté con ese mismo dolor no soportable. Quiero seguir durmiendo. Párate ya. Quiero dormir. Ya párate. Pero el despertador siguió sonando. Entonces se paró mi corazón. Se paró mi dolor. Se paró el despertador. Se paró mi dolor. Se paró el despertador. Pero yo ya no pude dormir.

Los muertos nunca dormimos.

Mariana Frenk-Westheim
No. 87, 1981
Tomo XIII – Año XVII
Pág. 721

Anuncios

Una respuesta a “Quiero dormir

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s