Antípodas


Poco conocen los estudiosos acerca de los “washuk”, gentes así llamadas que residen en la curva del río Sepik, en Oceanía.

Entre las cosas sorprendentes que yo he averiguado, detallo la singular tarea de Tschambuli, que hace las veces de sepulturero. Gran cavador, Tschambuli desciende de una casta familiar de enterradores y sus tumbas son tan profundas que desembocan en las antípodas sudamericanas. Es por ello que cuando una epidemia acreciente en Australia la mortandad, crece nuestra tasa de natalidad. Habrán comprendido que los cadáveres allá echados, aparecen en América recién naciendo.

Carlos A. Garramuño
No. 87, 1981
Tomo XIII – Año XVII
Pág. 777

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s