La subdesarrollada

Apareció una vez en Chile y México, nunca había estado en Canadá ni en Nueva York, soñó con estar en Londres y en Moscú y estuvo dos veces en Haití y Dominicana. Era una “i” latina, sin punto y muy delgada.

Guillermo Meléndez.
No. 75, Enero-Febrero 1977
Tomo XII – Año XII
Pág. 135

Anuncios

Del hogar

—¡Yo debía matarte, viejo verde! —gritó la esposa enfurecida.

—¿Pero qué culpa tengo yo, mujer, de que mis pupilas sean homosexuales?

Eugenio Zamora Martín
No. 75, Enero-Febrero 1977
Tomo XII – Año XII
Pág. 134