Trasmutación

Cuando Ernesto y Alicia arribaron al pueblo, se llevaban tan bien que el comentario general era que parecían dos hermanos. Diez años después, cuando se marcharon, se llevaban tan mal que todos llegaron a la conclusión que parecían marido y mujer.

Elsa Levy de Ramos
No. 118, Abril-Junio 1991
Tomo XX – Año XXVIII
Pág. 243

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s