De Babel


“Y vimos un gran campo y en él vivían hombres; tenían las caras como bueyes, y los cuernos como ciervos y los pies como cabras, y los vientres como ovejas”. Las puertas, dice el ángel, eran “tan grandes como la extensión de oriente a poniente”. En el segundo cielo hay una gran casa con seres vivos, con caras como perros, pies como los de los ciervos, y cuernos como las cabras. Son gente “que construyeron una torre con la intención de llegar al cielo”.

Apocalipsis de Baruc
No. 29, Abril 1968
Tomo V – Año IV
Pág. 457

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s