Collin de Plancy

Jacques Auguste Simon Collin de Plancy

(Plancy-l’Abbaye, 30 de enero de 1793 – París ? 6 de noviembre de 1887)

Fue un escritor, ocultista y demonólogo francés; editor de importantes trabajos sobre el ocultismo y la demonología.

Libre pensador influído por Voltaire, fue impresor-editor de libros en su villa natal Plancy-l’Abbaye. Entre 1830 y 1837 reside en Bruselas, y regresa a Francia para después renunciar a sus «errores» y retomar la fe católica.

Collin de Plancy siguió la tradición de muchos demonólogos previos, de catalogar a los demonios por el nombre y el título de nobleza, como sucedió con grimorios, Pseudomonarchia daemonum, y Las clavículas de Salomón entre otros.

En 1818 su obra más conocida, Dictionnaire Infernal, se publicó por primera vez, y en 1863 fueron agregados algunas imágenes que hicieron famosa la edición; éste es un libro sobre demonología, que contiene algunos dibujos imaginativos con respecto a la apariencia de ciertos demonios. Se considera uno de los trabajo más extensos como documentación de libros, hechos, cosas, personas, seres, apariencia, magia, comercio en el infierno, adivinaciones, ciencias ocultas, libros negros, los prejuicios, las tradiciones, los cuentos, las creencias en supersticiones, el sorprender, lo misterioso y lo sobrenatural[1].

 

Anuncios

El eterno retorno


Dos alemanes que en una taberna hablaban del gran Año Platónico, en el cual todas las cosas volverían a su primer estado, quisieron persuadir al dueño del lugar, que los escuchaba atentamente, de que no había nada más cierto que ese retorno cíclico, “de tal modo —decían— que dentro de los dieciséis mil años estaremos los dos bebiendo aquí, a la misma hora, bajo la misma luz, en este mismo cuarto”, y luego le pidieron que les diera crédito hasta entonces. El tabernero les respondió que estaba muy de acuerdo en ello; “pero —añadió—, puesto que hace dieciséis mil años que, día a día, hora tras hora, estáis bebiendo aquí, y os habéis ido sin pagar, cubrid vuestra deuda pasada y os daré crédito en el presente”.

Collin de Plancy
No. 113, Enero-Marzo 1990
Tomo XIX – Año XXVII
Pág. 87

Notas de colores

De espalda al público, la seda del vestido negro moldea cuerpo y músculos que se balancean al ritmo de la batuta. La piel se eriza con las notas de la música de Tschaikowsky. Es su debut después de más de diez años de estudio y perfeccionamiento. Las luces del escenario queman su piel y suda copiosamente a causa de los nervios, pero sus sentidos están puestos en las notas que emiten los instrumentos al ser ejecutados por cada uno de los miembros de su orquesta.

Una nota estridente la estremece; su oído se ve afectado cuando la leche se derrama, el niño grita, el agua chorrea de la lavadora y la olla Express deja salir sus vapores ensordecedores.

Esther Vázquez Ramos
No. 113, Enero-Marzo 1990
Tomo XIX – Año XXVII
Pág. 83

El origen de la vida


María le pidió a su madre que le explicara de dónde venían los niños. Entonces la madre la tomó en sus brazos y la introdujo en su vientre. Poco a poco la enorme barriga fue disminuyendo hasta que sólo quedó el vacío que la madre quizo colmar a través de la maternidad.

Dominique Menkes Bancet
No. 113, Enero-Marzo 1990
Tomo XIX – Año XXVII
Pág. 81