José Joaquín Blanco

José Joaquín Blanco

José Joaquín Blanco

Nació el 19 de marzo de 1951 en la Ciudad de México. Poeta, narrador, ensayista y traductor. Estudió la licenciatura en Lengua y Literatura Hispánicas en la UNAM. En 1969 obtuvo el tercer lugar en el segundo concurso de la revista Punto de Partida, por su cuento La búsqueda. De 1972 a 1987 fue colaborador y redactor del suplemento cultural de la revista Siempre!, e investigador en el Departamento de Investigaciones Históricas del INAH. En 1973 fue merecedor del Premio Diana Moreno Toscano y se convirtió en becario del Centro Mexicano de Escritores. En 1977 participó en la fundación de la revista Nexos. Fue jefe de redacción de la Revista de la Universidad. El 1 de junio de 1979 se inscribió a la SOGEM (Sociedad General de Escritores de México). En 1984 participó en la fundación del periódico La Jornada.

De 1984 a 1990 colaboró como guionista con el cineasta Paul Leduc en las películas: Frida, naturaleza viva, ¿Cómo ves?, Barroco, Latino Bar, Dollar Mambo. En 1985 obtuvo un Ariel por Frida naturaleza viva, en el renglón de Mejor Guión Cinematográfico. A través de la cadena Notimex, colaboró simultáneamente con más de 50 periódicos y revistas de provincia. De 1993 a 1995 codirige, con Manuel Fernández Perera, la revista trimestral La iguana del Ojete. Es miembro del Sistema Nacional de Creadores del Arte (SNCA) desde 1997.

Ha colaborado en Despertar Universitario, Punto de Partida, El Cuento, Estilos, Comunidad Latina de Escritores, Revista de América, Nuestro Sistema Bancomer, Antología del cuento breve en México en el siglo XX, México en la cultura, Nexos, El Universal, El Nacional, La Jornada, Unomásuno, Letras Potosinas, Crónica y en la Agencia Mexicana de Notimex.

Ha escrito crónica: Cuando todas las chamacas se pusieron medias nylon (1987), Un chavo bien helado. Crónicas de los años ochenta (1990), Ciudad de México, espejos del siglo XXI (1999). Cuento: Otra vez en la playa (1970). Ensayo: Cultura y dependencia (1976), Se llamaba Vasconcelos (1977), Función de medianoche. Ensayos de literatura cotidiana (1981), Mariano Azuela: una crítica de la Revolución Mexicana (1982), Las intensidades corrosivas. Ensayos de literatura mexicana (1990), Sentido contrario (1993), El lector novohispano una antología de la literatura colonial (1996), Pastor y ninfa. Ensayos de literatura moderna (1998). Novela: La vida es larga y además no importa (1973), Las púberes canéforas (1984), Calles como incendios (1985), Mátame y verás (1994), Garañón de la luna (1995). Poesía: Andamios del día, en crónica de viaje (1975), La siesta del parque (1982), Poemas escogidos (1984), Elegías (1992). Teatro: La generosidad de los extraños (1990), El castigador (1993)[1].

Anuncios

El otro infierno

65 top
Cuando Teresa y yo llegamos al infierno. Minos se ciñó dos veces el cuerpo con su capa y nos mandó a ese círculo que se ha hecho famoso por la historia Francesa de Rímini y Paolo Malatesta. ¡Imposible soñar paraíso semejante! Desde que llegamos se dejó sentir el impulso afrodisíaco de las llamas y nos entregamos a una lujuria insistente. No tardamos mucho en contagiar a los demás condenados y así el Segundo Círculo del infierno se convirtió de pronto en escenario de increíbles orgías. Como es de suponerse, el Señor se enteró en el acto y cambió nuestra sentencia; desde entonces estamos en el paraíso, colocados a insalvable distancia, confundidos por los coros angélicos, purificados los dos de tal manera que parecemos creaciones de Botticelli, contemplándonos, solamente, contemplándonos, mientras todo el cielo tiembla y se desbarata como flamita nerviosa de cirio pascual ante las notas triunfales del tedéum.

José Joaquín Blanco
No. 65, Junio-Julio 1974
Tomo X – Año XI
Pág. 607

Esa tarde

El emisario llegó acompañado de dos hombres oscuros y ciertos resplandores —la pistola, casquillos de oro en los dientes (“uno pr cada cristiano”) y una luz fría que flotaba en sus ojos mientras hablaba—: “Óyeme bien, Mateo: dice el señor gobernador que no vuelvas a levantar más polvo con tus discursitos”

Esa tarde Mateo habló a los huelguistas. Al final de su discurso, cuando se sentía dueño de todas las palabras, un estallido le quebró el mundo, los sonidos, la luz…

Roberto Bañuelas
No. 65, Junio-Julio 1974
Tomo X – Año XI
Pág. 604

Deidad

Yo soy el uno. Yo soy uno. Soy uno. Me multiplico por mí mismo y me produzco: ¡UNO! De nuevo me multiplico por uno y doy lugar al viejo uno. Lo hago de antiguo: 1 x 1 = 1. Llevo eternamente la cruz de mi igualdad, antes, hoy, mañana, mente eterna, compleja simplicidad…¡Merde! ¡Un pendejo matemático dirá que todo esto es fantasía pura, puro cuento, impropiedad del uno!

Carlo Antonio Castro
No. 65, Junio-Julio 1974
Tomo X – Año XI
Pág. 601