Los números de 2012

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2012 de este blog.

Aquí hay un extracto:

19,000 people fit into the new Barclays Center to see Jay-Z perform. This blog was viewed about 86.000 times in 2012. If it were a concert at the Barclays Center, it would take about 5 sold-out performances for that many people to see it.

Haz click para ver el reporte completo.

Audacia

Las dos alas de caballería así como tres cuerpos de infantes fueron derrotados antes de que el Gran Mariscal terminada de recitar la arenga que con tanto cuidado había compuesto la noche anterior.

Enrique Escalona
No. 37, Julio-Agosto 1969
Tomo VI – Año IV
Pág. 514

El disco

37 top

Born giró dos veces sobre sí mismo y lanzó el disco. Animado por un rápido movimiento de rotación, el disco partió velozmente rasando el suelo, se elevó, volvió a descender de nuevo, y desapareció tras unos arbustos. Los dos jupiterianos corrieron hacia el lugar donde había caído.

—¡He ganado! —gritó alegremente Humk.

Su disco brillaba levemente sobre la hierba, diez metros más allá del que había lanzado Born.

—¡Que chiquillos estos terrestres! —dijo Humk—. Te apuesto lo que quieras a que en la tienda donde tomé éstos hay al menos otros mil juguetes semejantes. ¡Sabiendo esto, te sorprenderá el que la conquista haya sido tan fácil

Cogió su disco, y lo examinó con curiosidad. Era negro y reluciente; bajo el agujero central había unos signos extraños, incomprensibles para ellos: J. S. Bach, aria de la tercera suite en Re, por la orquesta de conciertos Pasdeloup; dirección, Bruno Amaducci.

Marcel Battin
No. 37, Julio-Agosto 1969
Tomo VI – Año IV
Pág. 512

La fórmula

37 top
El sabio iba a dar por fin las respuestas que tan constantemente se le pedían. Había convocado una monumental rueda de prensa, en la que estaban representados los más importantes medios informativos del Universo.

Después de comenzada, se le hizo la primera pregunta;

—¿Cómo dio con la fórmula para atravesar la velocidad de la luz?

El sabio no respondió; extrajo de un cajón una tira de papel impregnada con unos polvos consistentes que a la vista parecían talco. Puso la tira encima de la mesa y de un frasco sacó treinta y tres hormigas, que recorrieron el papel en ambas direcciones, marcándolo de puntitos donde ponían sus pequeñas extremidades.

Después de guarda las hormigas en el frasco, introdujo la tira de papel en la entrada de una supercomputadora y dijo:

—Señores, por el otro extremo saldrá la fórmula.

Carlos Buiza
No. 37, Julio-Agosto 1969
Tomo VI – Año IV
Pág. 511