El sueño de la rata

Una noche soñó que era una rata. Una gran rata gris y hambrienta. Vagaba por los sótanos de las casas en busca de algo qué comer. Por fin encontró algo: Era un pedazo de pan duro sujeto a una ratonera. Se acercó hasta ella. Olió con su naricilla experta el pedazo de pan. Le dio un mordisco. ¡Zas!. El resorte de la ratonera funcionó y cayó sobre su cabeza la cuchilla. Entonces despertó. Con el tiempo suficiente para ver caer sobre él la pesada estatuilla de bronce que figuraba un bonito gato. La estatuilla le partió la cabeza. Él siguió soñando que era una rata gris y hambrienta.

Ricardo Fuentes Zapata
No. 37, Julio-Agosto 1969
Tomo VI – Año IV
Pág. 559

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s