De aparecidos

Tras escuchar de labios del sepulturero que las historias de aparecidos eran pura invención, regresó a la tumba, colocó cuidadosamente la fría lápida, y se arrellanó en el ataúd.

Cuauhtémoc Reséndiz Núñez
No. 51, Enero – Febrero 1972
Tomo VIII – Año VIII
Pág. 638

Anuncios

Descontento

51 top
José de Arimatea, después de la crucifixión de Jesús, se encuentra a un joven desnudo y lloroso.

—No me asombra tu gran pesar —le dice—, porque en verdad que Él era un hombre justo.

—No, si no lloro por Él —replica el joven—. Yo también he hecho milagros y todo lo que ese hombre ha hecho, ¡pero no me han crucificado!

Oscar Wilde
No. 51, Enero – Febrero 1972
Tomo VIII – Año VIII
Pág. 637

Oswaldo Trejo

Oswaldo Trejo

Oswaldo Trejo

(Egido, 1928)

Escritor venezolano. Lo mejor de su obra se halla en sus cuentos, de inspiración surrealista: Los cuatro pies (1948), Escuchando al idiota (1949), Cuentos de la primera esquina (1952),Aspasia tiene nombre de corneta (1953), Depósito de seres (1966), Textos de un texto con Teresa (1975). Entre sus novelas destacan También los hombres son ciudades (1962) y Andén lejano (1967)[1].

La mujer increada

51 top
Lo que Hermágoras había visto antes de dormirse sobre la barriga del cerdo era una mujer que él mismo había creado sin sentidos y a quien después le preguntó: “¿Cómo será tu mundo y cómo verás las cosas?”.

Ella había respondido:

—Como sea y como vea las cosas, no te interesa. Será toda una irrealidad para ti porque mi mundo es distinto de cómo es el tuyo, de cómo vives y ves las cosas, pero es más real que ninguno para mí”.

Oswaldo Trejo
No. 51, Enero – Febrero 1972
Tomo VIII – Año VIII
Pág. 635