Una tarde inolvidable con Valadés…

Al sur de la Cd. De México, junto a uno de los pocos riachuelos que aún existen dentro de la ciudad, está la casa donde Edmundo Valadés vivió sus últimos años. Invitado por la escritora Adriana Quiróz viuda del maestro; viví, acompañado de mi esposa, uno de esos encuentros que no se olvidan y se comentan con orgullo a todos los conocidos personales y de estos medios electrónicos.

Adriana Quiroz en el estudio de Valadés

Adriana Quiroz en el estudio de Edmundo Valadés

La visita, diferida varias semanas, se inició con un emotivo recibimiento. Adriana nos conduce entre jardines, bebederos de aves, pajarillos de bronce, y entre unas hojas elegantes una ninfa echada leyendo un libro, que presagiaba una tarde fecunda en tópicos literarios.

Calculaba una visita de dos horas a lo sumo, más, seis horas, interrumpidas sólo por nuestro largo regreso a casa, bastaron apenas para una larga charla que iba desde la vida del maestro Valadés, a la Revista El Cuento, desde sus amigos y contactos literarios, a sus viajes a Brasil y Argentina.

Observar en imagen fotográfica, momentos especiales de su vida: De bebé, estudiante de secundaria, su boda etc.

Valadés bebé

Valadés bebé

Valadés credencial secundaria 1933

Valadés en la secundaria

Valadés y Adriana Quiróz vestidos de época

Valadés y Adriana Quiróz vestidos de época

Boda de Valadés y Adriana Quiróz

Boda de Valadés y Adriana Quiróz

Diploma del Premio Nacional de Periodismo 1981

Diploma del Premio Nacional de Periodismo 1981

En especial el diploma que avala el premio Nacional de Periodismo de 1981.

Al conocer el estudio de Edmundo, pude apenas revisar algunos de los títulos de su enorme cuentoteca, antologías de cuento de temas autores y nacionalidades diversas, de entre las que seleccionaba muchos de los cuentos que aparecían en la revista (Valadés: su persona y su personalidad obviaban los derechos de autor y nadie osaba reclamárselos), entre posters del maestro su colección de brujas y su Marilyn Monroe…

Valadés Cuentoteca 2Valadés cuentoteca 3

.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

… y tener en las manos algunos documentos que si estuvieran en un museo, apenas los veríamos con cristales de por medio; surgían sentimientos no fáciles explicar.

Había una emoción que parecía la de un intruso al  estar en ese sitio donde se preparaban los números de la revista, entre una antología que quedó armada y sin publicar,…

Una antología de "Los cuentos de EL CUENTO" inédita

Una antología de “Los cuentos de EL CUENTO” inédita

Antología inédita de "Los cuentos de EL CUENTO"

Antología inédita de “Los cuentos de EL CUENTO”…los originales de las viñetas que acompañan a los cuentos y minificciones, …

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

…los originales de las viñetas que acompañan  los cuentos y minificciones,…

 

Originales de las viñetas para El cuento 2

Originales de las viñetas para El cuento

 

 

 

 

los manuscritos donde preparaba los índices para algún número de EL CUENTO…

Borrador de índice de algún número de EL CUENTO

Borrador de índice de algún número de EL CUENTO

…las cartas firmadas por Cortázar, por Arreola, Elías Nandino, Alfonso Reyes, Andrés Henestrosa, y de “La Poni” muy joven que escribía desde parís y con su nombre con “H” Helena.

Misiva de Arreola a Valadés

Misiva de Arreola a Valadés

Carta de Julio Cortázar a Valadés

Carta de Julio Cortázar a Valadés

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tuve acceso por vez primera a la colección completa de EL Cuento, las antologías temáticas llamadas “Los cuentos de EL CUENTO” y muy especialmente el tomo que guarda los cinco números de la primera etapa de la revista de los años 39-40, actualmente inencontrables, que fue interrumpida por la guerra a causa de la falta de papel.

La colección encuadernada de EL CUENTO

La colección encuadernada de EL CUENTO

Las antologías "Los cuentos de EL CUENTO"

Las antologías “Los cuentos de EL CUENTO”

El cuento primera etapa 2

El cuento primera etapa 1940

El cuento "Primera etapa 1940"

El cuento “Primera etapa 1940”

El momento de la despedida fue especial, Adriana hizo un obsequio al blog y a mi persona. Una veintena de números de la revista, elegidos de entre los que mi colección personal carecía y que significan material suficiente para otros seis o siete meses de esta labor que comparto con todos ustedes los fans de “Minificciones de El Cuento, revista de imaginación”.

Un tesoro donado al Blog

Un tesoro donado al Blog

Salí de ahí rico, cargado de miles de imágenes, de la amistad que se  me brindó en esa casa, del tesoro que me han dado en ese santuario que nunca pensé habría de conocer.

Adriana Quiróz y Alfonso Pedraza

Adriana Quiróz y Alfonso Pedraza

Alfonso Pedraza

Anuncios

Diferentes

—Dime por favor, ¿Sí o no?, preguntó el joven.
—¡Pues, no!… Tú eres un chavo de lana, y yo de carne y hueso, contestó ella.

Hugo Van Halen
No. 98, Mayo – Junio 1986
Tomo XV – Año XXII
Pág. 375

Jorge Arturo Ojeda

Jorge Arturo Ojeda

Jorge Arturo Ojeda

 

Nació en la ciudad de México el 18 de abril de 1943. Narrador, ensayista y poeta. Estudió letras modernas en la FFyL de la UNAM y romanticismo alemán en la Universidad Luis Maximiliano de Munich. Director de Mester. Colaborador de El Gallo Ilustrado, El Heraldo de México, Excélsior, Revista Universidad de México, Siempre!, y Unomásuno. Becario del CME, 1965.

Obra publicada

Cuento: Don Archibaldo, INJM, 1969. || Personas fatales, Mester, 1975. || El Padre Eterno (relato-ensayo), Jorge Porrúa, 1985. || Censo de sueños, Premiá, 1988. || El padre eterno, ciudades, hombres amados, Premiá, 1988. || Jorge Arturo Ojeda (selección y notas de Humberto Guzmán), UNAM, Material de Lectura, núm. 83, 1992. || Carne y hueso, Fontarama, 1998.

Ensayo: La lucha con el ángel (estudio sobre Juan José Arreola), SEP/Oasis, 1969. || Caminos, INJM, 1972. || Cartas alemanas (libro de viaje), SEP, SEPSetentas, 1972. || La tierra y el cielo de Troya (sobre La Iliada), IPN, 1974. || Y ahora, la mujer, Utopía, 1975. || La luz absoluta, SEP/IPN, 1980. || Otros caminos, UAM, 1981. || La cabeza rota (sobre Octavio Paz), Premiá, 1983. || Sabiduría, UAM, 1983. || Esfera, FCE, 2002.

Novela: Antes del alba, Mester, 1965. || Como la ciega mariposa, Joaquín Mortiz, Serie del Volador, 1967. || Muchacho solo, Grijalbo, 1976. || Octavio, Premiá, 1982. || Piedra caliente, Fontamara, 1995.

Poesía: De Troya a Ítaca (figuras poéticas de La Iliada y La Odisea), Premiá, 1982. || Documentos sentimentales, Daga, 1999.

Antología: Documentos sentimentales, 1963–74 (poemas y relatos), Mester, 1974. || Vuelo lejano (Epistolario), CONACULTA, 2002[1].

Censo de sueños II

98 top

Sueño que he estado actuando en una obra de teatro como rival del protagonista. Abandono el proscenio. Él entra a su camerino y luego sale.
Dos mujeres conocidas hablan. Una de ellas muestra una pequeña herida en el párpado inferior del ojo izquierdo y pregunta como sugerencia quién podría curarla. El protagonista me señala a mí. Tomo un estuche y saco las gafas, que están rotas tanto del armazón como de los cristales.
Comienzo a quitarme de la boca pedazos de cristal. Me agacho para que caigan mejor. Cuando trato de quitarme una astilla del paladar, despierto.

Jorge Arturo Ojeda
No. 98, Mayo – Junio 1986
Tomo XV – Año XXII
Pág. 373