Mito

52 top
Todo marchaba de lo más bien con la chica hindú. Tres noches de salvaje cópula… Hasta que se enteró de mi profesión de matarife.

Ednodio Quintero
No. 52, Abril 1972
Tomo VIII – Año VIII
Pág. 756

Anuncios

Gallo pinto

52 top
Mi tío tenía un gallo pinto que comía alacranes vivos. El domingo de ramos lo llevó a la gallera, le buscó enemigo y cazaron la pelea. A los primeros aletazos, del cuerpo del gallo pinto comenzaron a salir alacranes que se comieron al otro. Cundió el pánico y a mi tío le metieron tres balazos. Nadie asistió a su entierro pues todos abandonaron el pueblo. Del cuerpo del gallo pinto seguían saliendo alacranes que se comían las casas, los árboles, las estatuas.

Ednodio Quintero
No. 52, Abril 1972
Tomo VIII – Año VIII
Pág. 756

Tatuaje

52 top
Cuando su prometido regresó del mar se casaron. Él había aprendido el arte del tatuaje y alguna otra cosa. Dibujó con sumo cuidado —en el vientre de ella— un hermoso puñal. El hombre murió una tarde y ella pasó muchos días nadando en lágrimas. El otro comenzó a rondarla. Tanto insistió que al fin ella cedió. Nunca se supo explicar cómo el hombre desnudo se le quedó muerto encima, atravesado por el puñal.

Ednodio Quintero
No. 52, Abril 1972
Tomo VIII – Año VIII
Pág. 756

Muñecas

52 top
Cuando murió mi hermana la enterramos junto con sus muñecas para que le hicieran compañía. Ahora, después de noventa años de aquello, pienso que —¡estoy seguro!— las que murieron fueron las muñecas y enterramos a mi hermana para que les hiciera compañía.

Ednodio Quintero
No. 52, Abril 1972
Tomo VIII – Año VIII
Pág. 754