Gallo pinto

52 top
Mi tío tenía un gallo pinto que comía alacranes vivos. El domingo de ramos lo llevó a la gallera, le buscó enemigo y cazaron la pelea. A los primeros aletazos, del cuerpo del gallo pinto comenzaron a salir alacranes que se comieron al otro. Cundió el pánico y a mi tío le metieron tres balazos. Nadie asistió a su entierro pues todos abandonaron el pueblo. Del cuerpo del gallo pinto seguían saliendo alacranes que se comían las casas, los árboles, las estatuas.

Ednodio Quintero
No. 52, Abril 1972
Tomo VIII – Año VIII
Pág. 756

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s