El pasado

A poco de tratarla supe que es de esa especie de mujeres que se apasionan por mí; pero no por mucho tiempo: me sepultan, bruscamente, en el más oculto rincón de su pasado.

Me dispuse, por tanto, a guiar a la fatalidad con mano firme…

José Arenas
No. 52, Abril 1972
Tomo VIII – Año VIII
Pág. 795

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s