El infortunio de una letra

… y desde que la Real Academia Española de la Lengua la puso en alcohol, quedó muda para siempre.

Enrique Martínez Ocaranza
No. 58, Abril-Mayo 1973
Tomo IX – Año X
Pág. 692

Anuncios

2 Respuestas a “El infortunio de una letra

  1. Soy Genoveva Martinez Negrete, hija de Enrique Martínez Ocaranza y me dió mucha alegría ver algo sobre mi Papá. Gracias por publicarlo.

    • Genoveva, con gusto lo hacemos, difundir estos textos que reposan en la revista y mostrarlos al mundo. Nos gustará colocar la foto de Enrique en el sitio de su semblanza. También recibir más datos biográficos de él y actualizar los que tenemos publicado. Le dejamos más información en su correo.

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s