Frustración divina

“Tú estás sentenciado a muerte, no lo olvides. No ames la vida por lo que es, sino por lo que significa; dale el valor que se merece, por lo que vas a hacer de ella, y quita del amor la posesión, y siente la belleza que te circunda y explaya tu expresión, y crea y ama…”

“Pero nunca vayas a dejar de practicar la humildad, porque ese día tú perecerás… Dejarás de ser una criatura celestial para empezar a ser hombre”.

Y así habló Dios al ser que envió a poblar este horizonte…

Rafael Aguirre Castro
No. 47, Julio-Agosto 1971
Tomo VII – Año VIII
Pág. 198

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s