Invento

Recuerda cómo eras cuando no te conocía. Te pareces tanto a ti…

Dushka Zapata
No. 126, Abril-Julio 1993
Tomo XXII – Año XXIX
Pág. 162

Manufactura

Mientras las campanadas marcaban las doce, un joven escapó por la ventana del castillo.

A la mañana siguiente, la princesita llamó a sus heraldos y —tras entregarles la prenda por la que sería reconocido—, les encargó la misión de buscar por el reino al plebeyo con el que había compartido las horas de esa noche fantástica.

Fue una labor extremadamente difícil para los emisarios, sobre todo si se toma en cuenta que el preservativo no estaba lubricado.

César Navagómez
No. 126, Abril-Julio 1993
Tomo XXII – Año XXIX
Pág. 161

Caperucita

126 top
Con petiverías, pervincas y espicanardos me entretengo en el bosque. Las petiverías son olorosas, las pervincas son azules, los espicanardos parecen valerianas. Pero pasan las horas y el lobo no viene, ¿Qué tendrá mi abuelita que a mí me falte?

Ana María Shúa
No. 126, Abril-Julio 1993
Tomo XXII – Año XXIX
Pág. 155

Falta de calcio

126 top

Aquella mujer se dejó llevar por el deseo compulsivo de comer yeso. Falta de calcio, pensaba. Hasta que un día empezó a crecer alto, muy alto y en medio del pecho le apareció, abierta, una ventana.

Leticia Herrera
No. 92, 1984
Tomo XIV – Año XX
Pág. 531

Leticia Herrera
No. 126, Abril-Julio 1993
Tomo XXII – Año XXIX
Pág. 154