Revelación

13 top

Un león fue atacado por un grupo de lobos hambrientos, que lo rodearon aullando, aunque ninguno de ellos se atreviera a echársele encima.

—¡Qué criaturas tan útiles! —se dijo el león tumbándose a dormir la siesta—, pues me revelan mis virtudes. Hasta hoy ignoraba que yo también sirvo para que me coman.

Ambrose Bierce
No. 13, Junio 1965
Tomo III – Año II
Pág. 500

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s