Falta de escuela

Volamos rapidísimo; yo sé que en espiral, aun cuando demos la impresión que es en círculos concéntricos; y rarísima vez chocamos a pesar de que somos miles en esa cruenta lucha. Lo que no comprendo, es porqué siempre un bombillo encendido nos atrae.

Sergio Ovidio García
No. 66, Agosto-Septiembre 1974
Tomo X – Año X
Pág. 747

Anuncios

El otro

66 top

 

Íbamos despacio y ya era bien noche.

—Ve aquel hijueputa que viene allá.

—Ya lo vi, me dijo apretándome el brazo.

El otro se dejó venir. Y vi que era igualito a él: los mismos ojos, el pelito parado, la bocota, hasta el caminado.

Pero venía directo sobre él: ni siquiera se ladió. Se le metió de frente, como sombra ¡Uno sólo se hicieron!

Como despidiéndose, él me gritaba:

—¡Estoy claro, hermano!…

Yo salí huyendo. Ahí quedó él.

Juan Aburto
No. 66, Agosto-Septiembre 1974
Tomo X – Año X
Pág. 738

Carnet de viaje

Cierta noche en Munich, al salir del futbol, fui a refrescar mi garganta en la bierstuben ubicada en la terraza del hotel Der Konigshof, mientras por la avenida circulaban muchachas tan rubias como la cerveza clara que disfrutaba. Y de pronto, entre aquellas beldades, contemplé una visión inolvidable que aceleró los latidos de mi corazón: su línea perfecta, su andar silencioso, sus grandes y luminosos ojos. Por el tabernero pude saber su nombre: Mercedes Benz.

Carlos León
No. 66, Agosto-Septiembre 1974
Tomo X – Año X
Pág. 736

Diario de vida

Martes 26 de Abril de 1997.

Hoy comienza una nueva etapa de mi vida: esta mañana nací en la Clínica Victoria, de Independencia 1771.

Fueron mis padres Armando Soto, farmacéutico, y Avelina Martínez, dueña de casa. Ojalá esta vez me vaya mejor.

Juan Armando Epple
No. 66, Agosto-Septiembre 1974
Tomo X – Año X
Pág. 735