Salud mental

114-115 top

Creía tener encerrado a un genio en una botella. Así que lo internaron en el sanatorio antialcohólico. Pero como persistía en imaginarlo a pesar de haber desaparecido su afición por la botella, lo recluyeron en un manicomio. Y por fin lo curaron. Desde entonces, se las ingenia para verse encerrado en embotellamientos de tránsito.

Carlos Isla
No. 114-115, Abril-Septiembre 1990
Tomo XIX – Año XXVII
Pág. 243

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s